post

7 ejercicios para reforzar los pectorales

flexiones

El ejercicio nos ayuda en muchos ámbitos, ya sea para vernos mejor o llevar una vida más saludable. Y una de las zonas más entrenadas por la mayoría de los hombres son los pectorales o la zona del pecho.  En el caso de las mujeres también se hace, pero sin realizar muchas repeticiones o esfuerzo, por miedo a desarrollar excesiva masa muscular. En el caso de los hombres en cambio, suele ser muy diferente, pues lo que buscan conseguir es tratar de incrementar la masa muscular con ejercicios con propio peso y mancuernas.

Sea cual sea nuestro verdadero objetivo, lo que es cierto, es que los ejercicios para pectorales en casa deben ser una prioridad para quienes buscan un cuerpo esbelto y tonificado. Hay que tener claro que utilizando una rutina de ejercicios marcada, podremos estimular el crecimiento de nuestro cuerpo, pues la adaptación del cuerpo a los movimientos que siempre hacemos funciona en dos sentidos: la primera es la mejoría en el peso y la cantidad de repeticiones realizadas. Mientras tanto la segunda, radica en una falta de estímulo suficiente a nuestro cuerpo a consecuencia de que ya haya creado y desarrollado mecanismos necesarios para adaptarse a esa resistencia.

Existen algunos ejercicios que nos permitirán mejorar nuestro look y cuerpo como los que presentamos a continuación.

  • Floor press con mancuernas: Este es un ejercicio que solemos asociar al gimnasio y más específicamente con ejercicios de fuerza. Es uno de los movimientos más sencillos de hacer en casa. Como ventaja tiene que podemos fortalecer el pectoral mayor y los tríceps braquiales.

  • Flexiones declinadas: Sirven para compaginar otro tipo de ejercicios para pectorales en la casa, pues nos ayudan a estimular diversas fibras. Una vez que se logre dominar las flexiones a la perfección, podemos dar el salto a esta variable muy efectiva.

  • Aperturas con mancuernas: Las aperturas con mancuernas son de los ejercicios para pectorales que no se basa en un movimiento de empuje y sirve para dar forma al músculo. Asimismo, anula prácticamente a los triceps que siempre suelen estar presentes a la hora de ejercitar el pecho, centrándose en los músculos de la caja torácica y los bíceps.