Lo que debes saber sobre la kinesiología deportiva

kinesiologo_deportivoEn el deporte las lesiones se encuentran a la orden del día, una de las principales consecuencias de la práctica frecuente de deporte es que el cuerpo nunca se encuentra al 100% debido a que hay lesiones que pueden dejar problemas permanentes en los deportistas. Es aquí donde cobra vital importancia el kinesiólogo deportivo cuyas funciones se dividen en dos aspectos básicos: prevención y rehabilitación.

Uno de los deportes que más seguidores tiene alrededor del mundo es el fútbol, y si bien no es donde más se dan lesiones graves, quienes lo practican están constantemente expuestos a fracturas y lesiones que pueden llegar a ser limitantes en su carrera. Es por esta razón que cada equipo de fútbol profesional cuenta con al menos un kinesiólogo deportivo en su cuerpo técnico.

Volviendo a las dos labores fundamentales de la kinesiología deportiva, cuando hablamos de rehabilitación ésta debe entenderse como el conjunto de procedimientos enfocados a que el deportista alcance su máximo potencial físico, psicológico y social, compatible con su problema fisiológico (lesión), para reinsertarlo en su quehacer deportivo.

El trabajo que el kinesiólogo deportivo realiza con el deportista debe ser siempre focalizado y orientado a obtener resultados concretos, es por eso que en los deportes de alto rendimiento siempre existe un profesional de esta área y los trabajos que se realizan los hacen en forma personalizada.

Por otro lado, en materia de prevención, los kinesiólogos tienen la importante tarea de conocer y comprender la estructura musculo-esquelética de cada jugador, de esta forma es posible determinar qué podría causar algún problema de lesión y se pueden evitar situaciones y conductas de riesgo. Además, la kinesioterapia deportiva debe tener en cuenta algo muy importante y es la condición física de los deportistas, esto debido a que su misión es precisamente que tras una lesión, el paciente se reintegre lo más rápido posible y en una condición igual de óptima que la que poseía cuando sufrió la lesión.