3 razones por las que los deportistas extremos deben contar con seguros

Al practicar deportes de aventura, llevamos nuestros cuerpos a situaciones muy adrenalínicas, pero también aumentamos considerablemente la posibilidad de sufrir accidentes personales que pueden costarnos una lesión incapacitante o la vida. Es por eso que los deportistas extremos deben tener un seguro que cubra los gastos médicos de un tratamiento en específico, ya que independiente a toda la preparación previa, nunca se sabe cuándo pueda ocurrir un incidente de este tipo.

1. Ser el mayor sustento familiar

Muchos deportistas extremos se dedican además a ser instructores de su especialidad, haciendo de esa práctica un ingreso que a veces es el más grande dentro de su grupo familiar. Si se sufre una lesión incapacitante, se dejará de ganar ese sueldo y hará que a la la familia le cueste cubrir los gastos médicos correspondientes. Al ocurrir eso, es importante tener un seguro que cubra de forma completa o parcial dichos gastos para no sufrir tanto por el lado económico. Además, en el terrible caso de la partida de un familiar que practique deportes extremos, algunos servicios contemplan la entrega de un monto a los beneficiados del asegurado. Con estos recursos la familia podrá comenzar a planificar la nueva vida sin su ser querido.

2. Fallas inesperadas en el equipamiento

A pesar de que los profesionales de los deportes extremos cuenten con equipamientos de calidad e instrucciones para hacer de su disciplina más segura, siempre existe la posibilidad de que uno de esos equipos pueda fallar o que suceda un hecho que no está contemplado en la lista de riesgos. Nunca se sabe cuando los accidentes personales pueden aparecer en nuestro camino y un seguro contempla lo que no se puede prever, siendo una especie de amortiguador que cubre las consecuencias de un incidente así.

3. Constantes lesiones

Los accidentes en los deportes extremos son algo común. Si se hace una práctica que se sabe que produce muchas lesiones, es bueno tener un seguro que contemple tratar hechos como una quemadura producida por el roce con la roca al escalar, un esguince por una mala caída haciendo motocross o los accidentes personales que puedan ocurrir más seguido que en un deporte normal.