Beneficios de los columpios para el estado físico

Columpios metálicosEn ocasiones, lograr que los más pequeños se sometan a un régimen deportivo se vuelve una tarea titánica, pues los niños buscan entretención más que verse obligados a hacer deportes como trotar y correr. Sin embargo, hay formas de incentivarlos a mantenerse en forma y al mismo tiempo, divertirse: basta con utilizar los clásicos columpios metálicos.

Los índices de obesidad van al alza en países como Chile y por lo mismo, el ejercicio alternativo, como los rebotes en camas elásticas o bien el uso de columpios para ejercitarse, son una opción que ningún padre debería descartar.

En efecto, las zonas de juegos y parques son unos verdaderos gimnasios y puntos de reunión infantil, ya que los columpios metálicos que pueden encontrarse son perfectos para generar una rutina de ejercicios lúdicos y a la vez, necesarios.

Ejercicios en los columpios

Lo mejor de estas estructuras es que no solo sirven para los niños, sino que incluso los adultos pueden utilizarlas y quemar unas 200 calorías por cada hora que pasen en ellos. Nada mal si se considera que a veces, trotar por una hora resulta muy tedioso para algunas personas.

Para lograr esto, hay ciertas técnicas. Por ejemplo, al sentarte en el columpio, en vez de impulsarte con las piernas, puedes doblar las rodillas y llevarlas al pecho, de esta manera trabajarán tus músculos abdominales.

Otro ejercicio tiene que ver con estirarte hacia atrás en el columpio, a un ángulo de 45 grados, apoyando la espalda en el asiento y los pies en la tierra: doblando y estirando las rodillas harás que trabajen las pantorrillas y muslos; para los más avanzados, esto puede hacerse solo sujetándose de la cadena y sin apoyarse en el asiento.

Ahora, si quieres ejercitar todo el cuerpo, puedes sostenerte de las cadenas, estirar el tronco hacia atrás y las piernas hacia adelante para luego, levantar ambos al mismo tiempo, acercando tanto como puedas las rodillas a la nariz.

Los columpios metálicos ofrecen estas y tantas otras posibilidades de ejercicio como tu mente pueda imaginar, solo basta con salir un poco de la rutina y acercarte a una plaza o incluso instalar un aparato en tu patio, así tendrás una forma entretenida para que tú y tus hijos puedan hacer ejercicios juntos.