post

Logrando un mejor rendimiento deportivo por medio de las terapias de kinesiología

La kinesiología es el estudio de varias disciplinas que abarcan los diferentes movimientos del cuerpo humano como ser la forma en que los músculos trabajan e interactúan entre ellos. La kinesiología pura busca comprender el movimiento del cuerpo humano con el fin de analizar los problemas asociados y proponer tratamientos para tales problemas. Por otra parte, la kinesiología aplicada se enfoca en el tratamiento de un problema en particular asociado al movimiento.

Las terapias de kinesiología en general se enfocan en promover el bienestar de la persona basándose en el concepto de que la respuesta del músculo puede constituirse como un indicador acerca de posibles problemas de salud y por tanto puede proporcionar información de utilidad que permita establecer el tratamiento más apropiado para el paciente. Es así que, antes que todo, se hace necesario elegir un buen centro de terapias kinesiológicas para empezar el tratamiento.

Cómo las terapias de kinesiología aplicada al deporte ayudan a mejorar el rendimiento

La kinesiología aplicada al deporte se constituye como una ciencia especializada dentro de las terapias de kinesiología, la misma incluye el estudio de las manipulaciones anatómicas más efectivas para producir los mejores resultados en una variedad de deportes o para desarrollar nuevos equipos que permitan proporcionar un mayor nivel de seguridad y asistir de la mejor forma al deportista.

KinesiologíaLa kinesiología aplicada al deporte identifica los componentes anatómicos implicados en cada disciplina deportiva. Por ejemplo, en el caso del fútbol, se realiza un análisis exhaustivo con el fin de identificar las diferentes formas en las que el pie debe golpear la pelota, para así poder producir un mejor giro y una mayor velocidad; paralelamente, se estudia la mejor posición tanto de brazos como cabeza en relación a los pies. En el caso de los porteros, los kinesiólogos deportivos se encargarán de analizar las posturas más apropiadas para una mejor cobertura de la red y  también de identificar los requisitos anatómicos que permiten controlar el balón.

El equipamiento en sí es otro factor clave que se debe considerar en relación a la kinesiología aplicada al deporte. Por ejemplo, el primer modelo de raqueta de tenis fue desarrollado en aluminio en el transcurso de los años sesenta en base a la física y los datos biomecánicos recolectados, posteriormente dicho diseño fue mejorado y optimizado permitiendo a los deportistas tener un mejor manejo del dispositivo y desplegar de tal forma mayor agilidad. Se han podido realizar diversas optimizaciones en el equipamiento de los deportistas gracias a la kinesiología aplicada al deporte.

Un ejemplo bastante reciente está relacionado a la pelota Adidas usada en el torneo de fútbol de la Copa Mundial de 2010, pelota con la cual muchos deportistas no estuvieron conformes. Los kinesiólogos deportivos determinaron que la costura interna, en lugar de la costura habitual en el exterior, pudo ser la causante de las dificultades en el desempeño de los deportistas.

Por medio del estudio de la biomecánica de varios deportes, los kinesiólogos son capaces de determinar los grupos musculares deben ejercitarse con mayor frecuencia y cuál es la mejor forma de estimular dichos grupos musculares. Este estudio también permite a los entrenadores así como los deportistas identificar las articulaciones que se deben estirar aun más antes de la práctica y los juegos. Existen diferentes técnicas dentro de la kinesiología que pueden ser empleadas para probar la fortaleza muscular del deportista.